Que es la Educación Somática Clínica?

Es un proceso de auto-descubrimiento cuya meta es darse cuenta de la consciencia que guía el movimiento.   Posturas y deficiencias motoras asociadas son causa de amnesia sensor-motora (ASM), una desconexion con el cuerpo. Esta amnesia es una adaptación del cerebro a tensiones acumuladas y traumas sean físicos o emocionales. Contenemos la respiración y perdemos rango de movimiento causando una desconexión de sinapsis neurales con las partes de nuestro cuerpo afectadas por el trauma. Es como si a causa de la rigidez nos olvidaramos como mover, sentir o causar cambios en las partes afectadas por el trauma generando tensiones crónicas fuera de nuestro alcance.

Puedes obtener beneficio de la Educación Somática  Clínica en sesiones individualizadas o en clases de movimiento consciente.

La práctica diligente y el deseo de incorporar todo tu potencial,
son elementos esenciales para un cambio duradero.

En qué consiste un sesión individualizada de Educación Somática Clínica y porqué funciona?
Los ejercicios te llevan a descubrir las maneras que acumulas tensión, darse cuenta te facilita soltar para escoger una nueva manera de usar tu cuerpo. Las manipulaciones son simples y participativas. Surgen opciones de movimiento más eficientes y placenteros. El proceso revela tu parte y la causa del patrón. De esta forma te deshaces de tensiones parasitas que te quitan energía y producen dolor y  recuperas la movilidad libre.

3 sesiones de 1hr   $220.000

Cuando has tratado de todo y estás dispuestos a poner de tu parte y tomar consciencia de tu patrón postural para descubrir las causas de tus tensiones. Un proceso activo que afina tu atención y te sensitiza para que puedas activar tu capacidad auto regenerativa y auto sanadora.

El linaje de la educación somática: Elsa Gindler, Gerda Alexander, Mabel Elsworth Todd, Francoise Mezieres, Therese Bertherat, Mathias F. Alexander, Moshe Feldenkrais y Thomas Hanna y otros, trazaron para nosotros las pautas por las cuales el estudiante de educación somática puede tomar control voluntario de sus movimientos después de adoptar malos hábitos y posturas, sin importar la edad ni la condición física.

LA EDUCACION SOMATICA

En estas clases no sigues normas de conducta ni ideas de forma, sino que escuchas la direcciones verbales y te toca descubrir tu propio desenvolvimiento.
Los ejercicios hacen que tu cerebro se vea en el desafío de crear nuevas conexiones neurales,  así vas expandiendo tu vocabulario de movimiento, ganando opciones de acción, sin desgaste de energía.  
La atención es dirigida para  que puedas descifrar con los ojos cerrados, sin copiar lo que hacen el maestro o tus compañeros.
Las clases son casi siempre acostados para eliminar los reflejos involuntarios anti-gravitacionales y de esa forma inhabilitamos patrones habituales que usamos para mantenernos de pie.
De esta forma, el cerebro tiene la oportunidad de crear nuevas conexiones que luego adapta a la posición vertical.
Los reflejos involuntarios son mecanismos de defensa para situaciones de alto riesgo y se activan en circunstancias en que nos sentimos atacados o en la necesidad de atacar.
El sistema nervioso activa su modo simpático y genera la secreción de hormonas que afectan los demás sistemas del cuerpo.
Estos cesan sus procesos anabólicos , ósea de creación de células, y se enfocan en resolver la situación amenazante.
El problema radica en que el cerebro no distingue entre situaciones reales o imaginarias, ni si la amenaza es presente  o del pasado y en la memoria.
La secreción de hormonas de tensión causan ciertos comportamientos que activados continuamente se vuelven hábitos corporales involuntarios de los cuales nos cuesta deshacernos.
El proceso de somatización, o de convertir lo sentido en materia, se activa por inmobilizaciones causadas por miedos o compensaciones por trauma.